sierra_bejar_nieve.jpg

Conoce Béjar y sus Comarcas

Palacio_Ducal_de_Béjar.jfif

La ciudad y el Casco Histórico

 

La ciudad de Béjar, declarada Conjunto Histórico, recuerda su pasado medieval con la muralla defensiva y la arraigada tradición de los Hombres de Musgo. 

Una airosa muralla medieval protege el espolón rocoso en el que se levanta la ciudad de Béjar. Sus flancos los riegan arroyos y ríos, como el del Cuerpo de Hombre, que arrastran aguas claras desde las nevadas cumbres de la sierra.

En el casco antiguo destacan pequeñas plazas, interesantes iglesias románicas o el  majestuoso Palacio de los Duques de Béjar, que cuenta con una singular cámara oscura en una de sus torres.

En el paseo urbano se encuentran también el Museo Judío David Melul y el del afamado escultor Mateo Hernández.

Se puede continuar hacia el convento de San Francisco o hasta el sobrio ayuntamiento de la ciudad.

Para disfrutar de la naturaleza se puede subir al Castañar, con el santuario que cobija su patrona, o visitar la Ancianita, según afirman algunos, la plaza de toros más antigua de España. También merece una visita el jardín renacentista de El Bosque, que esconde estanques, paseos, arboledas, terrazas y fuentes.

La ruta de las fábricas textiles adentra al visitante en la antigua tradición industrial de la villa ducal.

Entornos de enorme belleza que pueden conocerse, también, practicando senderismo, bicicleta, escalando o, en general, con cualquier práctica deportiva de montaña.

185030.jpg

La Sierra de Francia

 

Es uno de los destinos de la provincia de Salamanca que no puede perderse el turista. Sus valores naturales y culturales la han convertido en uno de los lugares más afamados. Además de que gran parte de su territorio coincide con el Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia y la Reserva de la Biosfera, sus pueblos conservan un encanto al que no puede resistirse quien lo visita.

El recorrido puede iniciarse en la Peña de Francia, auténtico mirador de toda la provincia. Hacia el sur, el mágico valle de Las Batuecas invita al recogimiento, entre ermitas y pinturas prehistóricas.

Seis pueblos están reconocidos como conjuntos históricos por su riqueza patrimonial: La Alberca, Mogarraz, Miranda del Castañar, Sequeros, San Martín del Castañar y Villanueva del Conde, sin olvidar otras localidades como Linares de Riofrío, puerta de la Sierra, o el medieval Monleón.

Una interesante propuesta son los Caminos de Arte en la Naturaleza, que permiten disfrutar del parque natural entre obras escultóricas. También es posible recorrer antiguas minas de oro romanas en El Cabaco, o pasear por la densa red de senderos existente.

La comarca puede presumir además de auténticas y vistosas celebraciones festivas, adornadas con valiosas indumentarias y joyerías. El repertorio es amplio: autos sacramentales, romerías, ofertorios, aguinaldos..., junto a misteriosas oraciones de la moza de ánimas o correrías del marrano de San Antón.

sierra_bejar_nieve.jpg

Sierra de Béjar-Candelario

 

Venir a Béjar en invierno es disfrutar de la nieve.

Destaca la estación de esquí de La Covatilla que te servirá para practicar este deporte. Con la base situada a una considerable altura (1.995 metros), la cota máxima alcanza los 2.369 metros. Cuenta con más de 26 kilómetros de pistas, en general, amplias y tendidas. Sus perfiles suaves la convierten en una estación ideal para debutantes y esquiadores medios, sin olvidar una importante oferta de pistas naturales para disfrute de los más exigentes. Toda una oferta complementaria de instalaciones, material de alquiler, escuela de esquí, cafetería, terrazas, restaurante, áreas infantiles y familiares satisfacen las necesidades y apetencias de los aficionados.

La Sierra de Béjar-Candelario forma parte del Sistema Central, la cordillera situada en el centro de la península ibérica. El Canchal de la Ceja y el Calvitero, con más de 2.400 metros en las cumbres, son los picos más altos de este conjunto montañoso. Más de 10.000 hectáreas de terreno montañoso protagonizan esta porción del Sistema Central salmantino, con cumbres en torno a los 2.400 m. de altitud, como las de la Ceja y el Calvitero. 

Una buena oportunidad de conocer la belleza de estos bosques de robles es pasear por la espléndida Dehesa de Candelario.

Este magnífico enclave natural está protegido como Espacio Natural Sierra de Candelario, e incluido en la Reserva de la Biosfera Sierras de Béjar y Francia, y se muestra idóneo para desarrollar actividades de senderismo, escalada o bicicleta, que ascienden a los más bellos lugares de alta montaña de Salamanca.

descarga (1).jfif

El Valle del Ambroz

 

La visita al Valle del Ambroz está recomendada en cualquier época del año, cada estación nos ofrece una visión y unas sensaciones diferentes. Pero si hay que destacar una estación sería el otoño.

 

A finales de octubre hasta finales de noviembre, los bosques de castaños se tiñen de colores amarillos y ocres, y el espectáculo visual es precioso. Tienes que visitar la zona del Castañar Gallego en Hervás, el Castañar del Duque en Aldeanueva del Camino o los Castaños del Temblar en Segura de Toro.

Además, durante los fines de semana del mes de noviembre se celebran numerosas actividades dentro de la programación cultural del Otoño Mágico del Valle del Ambroz.

En invierno, el Valle del Ambroz puede ser un lugar perfecto para alojarnos (el microclima del valle es más suave) y disfrutar de la nieve en la estación de esquí de La Covatilla, que está a unos 45 minutos de Hervás.

Primavera es la estación perfecta para practicar senderismo y el Ambroz y sus afluentes bajan con un buen caudal con las aguas del deshielo.

Si hacemos la visita en verano podremos disfrutar además de las piscinas naturales de la zona.

Puedes visitar aquí su riqueza.

Candelario-Salamanca-t.jpg

Candelario: uno de los pueblos más bonitos

Las condiciones climáticas y culturales de la comarca han dado origen a una arquitectura popular peculiar, que encuentra su máxima expresión en Candelario, declarado Conjunto Histórico. El paseo por esta villa colgada de las laderas, a menudo nevadas, de la sierra permite contemplar las casas-fábrica chacineras con su “batipuerta”.

Conjuntos de casas blancas se apiñan a lo largo de las empinadas calles, en las que llaman la atención las regaderas, esas acequias urbanas por donde discurre el agua proveniente de neveros y manantiales.

El pueblo puede presumir de tradición chacinera que se remonta varios siglos cuando estas gentes transportaban sus ricos manjares a lomos de caballerías hasta la corte. De hecho, en Candelario tuvo su origen la famosa frase "atar los perros con longaniza", para dar a entender abundancia o riqueza.

En la entrada de las casas destaca la batipuerta, medio portón hecho de madera que evitaba la entrada de animales o nieve a la vivienda. Otros elementos de la casa-fábrica son la habitación de la matanza y el enorme sobrao, donde se curaban los productos al amparo del humo. Una visita teatralizada al museo de la Casa Chacinera permite conocer esta forma de vida.

El entorno natural proporciona muy variadas posibilidades: senderismo, paseos a caballo, esquí, bicicleta o las emociones de los deportes de montaña.

IMG-20220218-WA0000.jpg

Montemayor del Río

 

Su situación estratégica, junto a las principales vías de comunicación –la Calzada y la Cañada ganadera de la Plata-, hizo de esta villa el guardián del paso entre los reinos de León y Castilla con Extremadura. Hoy es otra de las localidades salmantinas declarada Conjunto Histórico.

El antiguo puente permite atravesar el río Cuerpo de Hombre, próximo a la ermita de San Antonio, y remontar las calles que conducen al pueblo. El viajero puede recuperar fuerzas en la fuente que fue antiguo rollo jurisdiccional y que preside una bella plaza rodeada de viviendas tradicionales.

Desde allí el paseo nos acerca a la iglesia y el castillo de la villa, uno de los más bellos de toda Salamanca. Tras años de restauración ha recuperado todo su esplendor, convirtiéndose en Centro de Interpretación del Medievo. Desde lo alto, se puede admirar su complejo sistema defensivo y la belleza del entorno.

Un espectacular manto de castaños cubre laderas y valles cercanos. En otoño es todo un espectáculo contemplar los árboles y las sugerentes tonalidades de sus hojas. Precisamente las tiras del castaño son la materia prima de la artesanía local, la cestería, argumento del Centro de Interpretación del Castaño. Este edificio acerca al visitante a los laboriosos procesos de preparación de la materia prima, a las técnicas de elaboración y a los distintos tipos de cestas realizadas con tiras de castaño.

Vivienda Uso Turístico ALOJERÍA

Reg. Turismo CyL  VuT 37/0683

c/ Alojería, 23 Bajo

37700  Béjar

Castilla y León

España

CONTACTO 

REDES

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter